Siempre hemos sentido una debilidad especial por aquellas obras que tienen una doble lectura emocional: la que tienes cuando la disfrutas de pequeño, y la que, años después, ya adulto, experimentas al reencontrarte con ella. Esa magia añadida, de la que pocas obras pueden presumir (imposible no pensar en la Historia Interminable o en el inmortal Principito), es la que impregna Escribir de Murray McCain e ilustrado por John Alcorn.

Toda una joyita editorial, ¡Olé!

Toda una joyita editorial, ¡Olé!

Editado por Libros del Zorro Rojo, de la que ya hablamos en un post anterior, y publicada por primera vez en 1964, Escribir constituye toda una joyita editorial en sí y una muestra de que, una edición cuidada, añade valor a la obra y la hace más relevante si cabe, sea la época que sea. Se publicó después de ¡Libros!, y ambas fueron un éxito de crítica y ventas en su momento.

Excelencia en el tratamiento tipográfico

Excelencia en el tratamiento tipográfico

Y no es para menos si atendemos al carácter artesanal de las ilustraciones de John Alcorn, que en un formato menos atractivo y cuidado perderían “telita”. De hecho, uno de los grandes aciertos de la edición es recuperar la tinta luminosa y el dibujo a mano, tanto de imágenes como de palabras, de la obra original.

John Alcorn fue un célebre diseñador gráfico e ilustrador norteamericano, miembro fundador de los míticos Push Pin Studios junto con Milton Glaser. También fue creador de numerosas portadas de libros y carteles emblemáticos de la época.

John Alcorn, un ilustrador de bandera

Podríamos decir sin miedo a equivocarnos que John Alcorn es tan “autor” de esta pieza como el propio Murray. Y es que sin las ilustraciones que acompañan los textos, Escribir no se entendería. El prólogo a cargo de Stephen Alcorn, hijo del ya fallecido ilustrador, refleja el amor que este sentía por su profesión y las cosas bien hechas. John, que se consideraba eminentemente diseñador gráfico por encima de su faceta como ilustrador, ajustaba manualmente cada letra, y esto es algo que a los diseñadores no nos pasa desapercibido. No en vano John Alcorn fue uno de los miembros fundadores, junto con el incombustible Milton Glaser, de los míticos Push Pin Studios.

“Si quieres que se entienda lo que escribes, aprende a escribir bien, si no, parecerá que lo ha escrito una gallina y nadie podrá leerlo. Ni quiera una gallina.”

Una obra necesaria

La edición no escatima en acabados y detalles de calidad

La edición no escatima en acabados y detalles de calidad

La edición no escatima en acabados y detalles de calidad

Y aunque no es plan de hacer más spoilers, ni revelar más detalles sobre la obra, sí que pensamos que es necesario reivindicar el papel de lecturas de calidad en etapas tempranas del desarrollo. No sólo despierta un interés lector sino que, a la larga, redundará en que se escriba de forma más correcta y creativa. De hecho, habría que extender esta necesidad a aquellos adultos que quizás hayan olvidado cómo devoraban libros de pequeños, o que comprueban diariamente cómo escriben cada vez peor.

Así que, seas infante o adulto, lo ideal es que ese aire familiar que rezuma Escribir, gracias a sus ilustraciones de sombra alargada, os golpeé suavemente y os deje con una enorme sonrisa tipográfica. En definitiva, si te vuelven loco las palabras y la ilustración y conservas un “mucho” del niño que fuiste, Escribir es para ti.

Fotos: Rayitas azules

Ficha técnica

Título: Escribir

Autor: Murray McCain

Ilustración: John Alcorn

Editorial: Libros del Zorro Rojo (Barcelona)

Género: Infantil (y adulto)

Idioma: español

Encuadernación: Cartoné (offset)

Medidas: 120 x 178 mm

Páginas: 52

Web: librosdelzorrorojo.com

ISBN: 978-84-9459-500-4

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR