gestor-de-fuentes-amigo-tipografia

Estás comenzando a profundizar en serio en el mundo del diseño. Te apasiona la tipografía. Cada nueva fuente que descubres te parece más perórtica que la anterior, y las quisieras tener todas a tu alcance. Comienzas a descargarte cada tipo que vas encontrando, hasta que llega ese momento en que tu ordenador dice basta, ya no cabe ni una serifa más

Esto es lo que sucede cuando aún no conoces de la existencia del que va a ser uno de tus mejores amigos de la vida, la herramienta que acabará por convertirse en una más de la familia: el gestor de fuentes.

Gestor de fuentes, por qué sí o sí

Dos son las principales ventajas que podemos encontrar en un gestor de fuentes. En primer lugar, cada vez que iniciamos nuestro equipo, el gestor no activa por defecto todas nuestras fuentes, de esta manera evitamos sorpresas o que el ordenador nos pete, como seguro le ha pasado a más de uno en sus inicios diseñiles.

Recuerda que una fuente tipográfica es un pequeño programita que se instala en tu equipo y que también requiere espacio en el sistema.

Por otro lado, nuestro gestor es de gran ayuda para mantener en orden nuestra librería de tipos, lo que ya de por sí es mucho dada la enorme cantidad de fuentes a nuestra disposición y el síndrome de Diógenes tipográfico que algunos se gastan.

Esas cualidades que los hacen únicos

Los gestores de fuentes vienen equipados con diversas funcionalidades que consiguen suavizar muy considerablemente el manejo de grandes cantidades de tipografías sin que el equipo haga explosión. Principalmente, la opción de activación y desactivación de fuentes, lo que nos permite tener tipografías en nuestro ordenador sin que éste se vuelva lento y achacoso.

Un consejo que cualquier diseñador con algo de experiencia en el manejo de gestores de fuentes te dirá es que mantengas activadas solamente las imprescindibles, porque, como hemos dicho, esto redundará en un mejor rendimiento del ordenador.

Otra interesante alternativa que encontramos es que podemos agrupar nuestras tipografías en grupos o categorías según nuestros gustos o necesidades. También resulta vital que entre el gestor de fuentes que uses y tus programas de diseño habituales haya buen rollo y no te den problemas.

suitcase-fusion-tipografia

Un amplio abanico donde elegir

Existen en el mercado diversos gestores de fuentes al gusto de cada cual. Si quiere saber las últimas opciones que están on fire, el gran diseñador de tipos y a la par amigo, Pedro Arilla, aka Don Serifa, te pone al día en este post publicado en la revista Gráffica.

Servidora lleva usando Suitcase Fusion desde que tiene uso de razón tipográfica y, por lo tanto, es del único que puedo hablar con conocimiento de causa. Decir que hasta el momento no he tenido ningún motivo para plantearme cambiar a otro gestor diferente ya es decir mucho. Las funcionalidades de Suitcase Fusion me han facilitado mucho la vida a la hora de elegir fuentes para mis proyectos. Aunque siempre hay un pero o dos. A grandes rasgos, si se prescindiera de algunas características, tampoco pasaría nada; y el precio, amigos, pues tampoco es que ayude demasiado. 

Conclusión

Tener el gestor de fuentes ordenado, con las tipografías correctamente clasificadas y el sistema de activación/desactivación en perfecto estado de revista nos hará ganar tiempo, tranquilidad y calidad de vida. Y un diseñador relajado es mejor diseñador.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR