OpenType es una herramienta tan útil y tan amplia para el manejo de tipografías digitales que muy bien podría tener sección propia en este blog. Lo que sí es seguro es que volveremos a ella en más ocasiones.

Comencemos por el principio, porque aquí hay mucha tela que cortar. Digamos para empezar que una tipografía digital no tiene por qué limitarse solamente a las letras del alfabeto, los números y los signos diacríticos más comunes, como los acentos, las comas, los puntos, paréntesis, etc. De hecho, hoy en día, muchas familias tipográficas incorporan funciones tipográficas avanzadas, en las cuales, no solo es posible hallar un amplísimo catálogo de signos diacríticos, glifos especiales e históricos, ligaduras o versalitas, sino que también se incluyen otros alfabetos diferentes al habitual latino occidental. Es decir, nos encontramos con tipografías que abarcan desde alfabetos occidentales no latinos, como griego o cirílico, hasta japonés, coreano, hebreo, árabe o chino. ¿Y cómo manejamos tal cantidad de información tipográfica de la manera más racional y cómoda posible? O dicho de otro modo: ¿cómo es posible que una sola tipografía pueda albergar tantos caracteres diferentes sin que parezca un laberinto mortal? La respuesta es sencilla: OpenType.

qué es opentype

¿Qué es OpenType?

OpenType es un formato tipográfico digital altamente versátil desarrollado por Microsoft y Adobe a lo largo de la década de los 90 que supuso un considerable avance sobre los ya existentes TrueType y PostScript. La idea principal era alcanzar un formato tipográfico único capaz de ofrecer la mayor y más completa gama de tipografías, que además fuese compatible con los principales sistemas operativos (Windows, Mac y Unix) y que se adaptara a Unicode, el sistema de estandarización internacional de caracteres.

Una sola tipografía OpenType puede llegar a albergar 65.636 caracteres diferentes. ¡Y en un solo archivo!

En resumen, el fin propuesto era conseguir una herramienta que facilitara todo lo posible el flujo de información mediante la sistematización y ordenación de los signos tipográficos. Una joya de valor incalculable para los diseñadores gráficos, pero al alcance de todos.

ligaduras

¿Qué puede hacer OpenType por ti?

Si nos paramos a pensar que una sola tipografía OpenType puede llegar a tener hasta algo más de 65.000 caracteres diferentes (sí, has leído bien), menos hacerte la cena cuando llegas cansado a casa, puede facilitarme mucho muchísimo la vida, sobre todo si lo tuyo es el diseño editorial.

OpenType nos hace la labor más sencilla y da a nuestro trabajo un acabado mucho más convincente y ajustado a las intenciones del texto.

Un poco más arriba hemos hecho mención a las funciones tipográficas avanzadas. Estas funciones tienen la finalidad de ampliar y enriquecer muy considerablemente la composición y edición profesional de textos, puesto que dependiendo de la naturaleza del trabajo a emprender, ya sea, por ejemplo, un catálogo técnico, un dossier publicitario o una obra literaria, tener a nuestro alcance toda esta gama enorme de glifos, ligaduras o floreados, aparte de hacernos la labor más sencilla, dará a nuestro trabajo un acabado mucho más convincente y ajustado a las intenciones del texto. Tengamos en cuenta que algunas de estas florituras tipográficas que OpenType ha mecanizado, antes había que elaborarlas manualmente, lo que ya de por sí supone un enorme avance en el manejo de grandes cantidades de texto. Funciones como sustituciones y ligaduras conceptuales, reordenamiento de caracteres, posicionamiento, bidireccionalidad de la escritura (por ejemplo, el árabe), o una gran diversidad de refinamientos tipográficos, están incorporadas a las funciones de OpenType.

cifras alineadas y de estilo antiguo

¿Qué puedes hacer tú por OpenType?

Usarlo. Así de simple.

Sin embargo, existen dos asuntos negativos con respecto a OpenType que no me termino de explicar y que tal vez guarden relación entre sí. Uno es el considerable desconocimiento que sobre este sistema tipográfico se observa en sectores amplios de profesionales del diseño, algo cuya causa no alcanzo a comprender, máxime al comprobar lo enormemente positivo que resulta su uso en el trabajo diario. El otro extraño fenómeno, más inexplicable aún, es la falta de normalización de OpenType en los diferentes programas de Adobe, lo cual genera bastante frustración, no solo en los diseñadores de tipos, que ven menguados sus esfuerzos a la hora de desarrollar las prestaciones de OpenType por esta extraña falta de uniformidad, sino en cualquiera de los millones de usuarios de estos programas que no pueden encontrar en ellos todas las enormes posibilidades del sistema tipográfico por excelencia. Volveremos en posteriores artículos a indagar en estas polémicas cuestiones.

Rayitas Azules no ha hecho más que empezar. Podríamos pasarnos horas y horas hablando sobre OpenType y sus posibilidades, así que, en post posteriores iremos profundizando en los aspectos que nos parezcan más interesantes, útiles o curiosos de esta espectacular herramienta. Por supuesto, aceptamos vuestras sugerencias, siempre y cuando nos ayuden a abrir la mente.

fracciones, superíndices y subíndices

versalitas y alternativasa discrecionales

Fuentes:

I love typography

Linotype

Adobe

Bibliografía:

Cómo crear tipografías. Del boceto a la pantalla. C. Henestrosa, L. Meseguer y J. Scaglione. Editorial Tipo-e. Madrid, 2012.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies