¿Qué sucede cuando el posible receptor de un objeto visual como el diseño gráfico sufre discapacidad visual?

Para los ciegos existe el Código Braille, que como todo el mundo sabe, es un sistema pensado para ser leído con los dedos, es decir, táctil, no visual. Pero, además de personas invidentes, existen un sinfín de personas afectadas por toda clase de retinopatías que merman seriamente su capacidad visual. «Retinopatía» es un término médico que se refiere genéricamente a cualquier dolencia no inflamatoria de la retina, la membrana interna del ojo que gestiona la luz y la envía al cerebro a través del nervio óptico. Es decir, si la retina se encuentra afectada, esto supondrá una pérdida considerable de visión.

Los órganos de la visión y la tipografía están íntimamente relacionados. El sentido visual de tipografía se ve seriamente interrogado si la visión del receptor está tan mermada que apenas es capaz de distinguir unos signos de otros. ¿Qué sentido tiene la tipografía si no puede cumplir su principal misión, ser leída, es decir, transmitir un mensaje de manera clara? Podríamos pasarnos horas dando vueltas y vueltas a esta cuestión, pero aquí partimos del hecho de que hay personas con problemas visuales y que los diseñadores gráficos podemos hacerles la vida un poco más fácil.

Por eso, nos ha llamado la atención el proyecto de la diseñadora Mar Pérez, Ready, una fuente tipográfica diseñada para que resulte accesible a personas con discapacidad visual. Ready, a nuestro modo de ver, supone una muy interesante manera de abordar el diseño tipográfico, pues lo hace desde la raíz, es decir, estudiando la naturaleza visual del objeto tipográfico y, lo que resulta más importante, la fisiología del ojo, su estructura y funcionamiento, y el modo en que incide en la visión las afecciones que afectan a la retina.

Bocetos de Ready. Imágenes cedidas por Dsigno.

Para este proyecto, Mar Pérez, creativa de extraBold Creative Studio, ha estado en contacto durante todo el proceso de creación de la Ready con personas afectadas por retinopatías que han ido comprobado la eficacia del proyecto paso a paso. Un proyecto que por su propia naturaleza debía partir de premisas muy concretas; el diseño gráfico como vehículo para un fin. En este caso, conseguir una fuente tipográfica ultralegible y adaptada a personas con problemas visuales serios. Un reto muy sugestivo conceptualmente.

Ready es una palo seco que busca ser los más neutra, clara y limpia posible, centrándose sobre todo en ser altamente legible, para lo cual se ha buscado equilibrar los blancos internos y externos; legibilidad y lecturabilidad ante todo.

Tipografía Ready. Imágenes cedidas por Dsigno.

Ready se ha diseñado exclusivamente para la exposición «Rietveld reimaginado», organizada por la escuela de diseño DSIGNO el próximo 1 de julio en las instalaciones de DIMAD, en el Matadero de Madrid, para conmemorar el centenario de la «Silla Roja y Azul» de Gerrit Rietveld.

Silla Roja y Azul de Rietveld

Todo el proyecto de la exposición «Rietveld reimaginado» para el que ha sido creada la Ready está impregnado del concepto de adaptabilidad del que también parte la tipografía de Mar Pérez.

Conceptos como «accesibilidad física», «diseño universal» o «diseño para todos», acuñados por el arquitecto, diseñador y profesor Ronald L. Mace sirven de punto de partida para reflexionar sobre las verdaderas utilidades del diseño y cómo éste puede ayudar de manera fundamental a crear un mundo más inclusivo, en el que ninguna persona sea marginada por razones de discapacidad física o enfermedad. Se trata, en palabras del propio Mace, de la «creación de productos y entornos diseñados de modo que sean utilizables por todas las personas en la mayor medida posible, sin necesidad de adaptaciones o diseños especializados». De este modo, la tipografía Ready, con la que se rotulará todo el evento junto con el sistema Braille para personas ciegas, cumple con las premisas de que el diseño es una herramienta para dar solución a una enorme diversidad de problemas cotidianos, en este caso, de comunicación gráfica.

Funcionalidad y estética no son conceptos incompatibles, en absoluto. En la amplitud del diseño gráfico y tipográfico caben multitud de proyectos ya sean destinados a un fin específico, como es el caso de la Ready, como otros de carácter más especulativo que, como hemos dicho en alguna otra ocasión, buscan exclusivamente el placer estético, la gozosa reinterpretación de las formas de la letra. Ambos conceptos son necesariamente complementarios, pues, naturalmente, funcionalidad y estética son los dos ejes del diseño, como queda bien patente en la obra del homenajeado Gerrit Rietveld y su icónica silla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies