Test: ¿debería estudiar diseño editorial?

¿Te has planteado alguna vez ser diseñador editorial? ¿Utilizas InDesign más que ningún otro programa de la Creative Cloud de Adobe? ¿Eres súper fan de alguna revista y acudes fiel al quiosco cada mes a por ella?

Puede que hayas acabado recientemente algún máster o carrera de diseño y no sepas por dónde continuar tu formación. Quizás seas ya un profesional y los derroteros del azar laboral te hayan llevado a desarrollarte en otras áreas del diseño, pero siempre te ha picado la curiosidad por el diseño de libros y revistas. A lo mejor te dedicas al diseño editorial, pero el mundo de las publicaciones digitales te suena a chino profundo y necesitas reciclarte.

Sea cuál sea tu caso, en Rayitas azules te lo queremos poner fácil. Hemos preparado un sencillo test para averiguar si eres carne de diseño editorial, o, por el contrario, deberías seguir otras vías profesionales. Igual, en menos de un minuto, te forjas un destino. No dirás que no somos “apañaos”, ¿eh?

 

¡Empecemos el test!

 

01. ¿Eres de los que cuando se compra un libro lo primero que hace es oler las páginas? ¿Te deleitas con el aroma a papel? ¿Se te pone una “carusa” entre felicidad y éxtasis, y una extraña melancolía de retorno al hogar te invade?

A.

B. No, aunque no me desagrada el olor a tinta. Igual lo pruebo, con el pegamento Imedio todo fue empezar.

C. ¿Oler el papel? ¿Qué clase de chorrada es esa?

 

02. ¿Has adquirido alguna vez un libro por segunda o tercera vez sólo porque la edición está muy chula? Nos vale también alguna edición especial de un disco (es que somos muy melómanos y el feeling es el mismo)

A. Si, claro, y más de uno, si yo te contara las veces que he dejado la VISA temblando…

B. No lo recuerdo, igual sí, pero llegado el caso supongo que lo haría.

C. ¿Libro? ¿Eso se compra? ¿Leer?

 

03. ¿Compras regularmente algún tipo de prensa? ¿Eres fiel a alguna revista y la coleccionas o, al menos, lo has sido durante algún período en los últimos 10 años? Nos vale el Hola y la Revista de Ana Rosa. El porno no cuenta, sorry.

A. Sí, claro, cómo no. Las revistas son lo más y me flipan.

B. Alguna vez me pillo alguna antes de coger el AVE, con algo hay que entretenerse, ¿no?

C. ¿Revistas? ¿Eso no es lo que hacía en sus tiempos la Norma Duval?

 

04. Situación: supongamos que estás leyendo algún post o publicación, y te tropiezas con el siguiente texto de despecho sentimental: “ya n te pienso todo el dia como antes seme cerraron las eridas y ni vorracha bolveria a buscarte”. ¿Cuál es tu reacción natural?

A. Piensas que te van a empezar a sangrar los ojos en breve y que, en algún lugar, un gatito está muriendo a causa de semejante felonía ortográfica.

B. Sientes que la ESO haya hecho estragos en la cultura general de la muchachada, pero no dejarás que te quite el sueño.

C. No hentiendo la pregunta, k pasa? ay algo mal?

 

¡Hala, ya está! ¿Has visto qué cortito? ¡Vamos a ver tus respuestas!

Si tienes mayoría de respuestas “A”
deberías matricularte hoy mismo en algún máster o curso de especialización.
¡Las rayitas azules corren por tus venas!

Si tienes mayorías de “A”

No sé qué haces que no te estás especializando en diseño editorial, ¡pero ya! Las rayitas azules corren por tus venas, y lo sabes. Inscríbete en algún máster o curso de especialización. Sólo así el hormigueo que sientes cuando entras en un Relay (o mejor todavía, en un quiosco de toda la vida), desaparecerá. Nosotros te recomendamos el Máster en Diseño Editorial y Publicaciones Digitales de la Escuela Gauss Multimedia, en Málaga. Sabemos de buena tinta (de muy, muy buena) que no te arrepentirás. Infórmate

Test: ¿debería estudiar diseño editorial?

Si ves estos portadones y te entra un “no se qué” por el cuerpo, las rayitas azules corren por tus venas.

Si tienes mayoría de “B”

Todavía hay esperanza para ti. Aunque en tu caso no es vocacional (a lo monja), si es verdad que te faltaba que alguien te despertara la curiosidad. Si fuéramos tú le daríamos una oportunidad. ¡Y qué mejor que las revistas para ello! Píllate una Esquire, una Tapas o una Yorokobu (¡o mejor aún las tres!). Hojéalas, léelas, mira las fotos, las infografías, los juegos visuales… Si no se te mueve “na” por dentro, pues nada, al menos habrás echado un “ratete diseñil” de lo más rico.

Si tienes mayoría de “C”

Aparte de que lees menos en papel que Stevie Wonder y Topacio juntos, eres un caso perdido para el editorial. Prueba con alguna otra profesión de futuro a través de algún curso, como Hiperrealismo en petit pua o Experto afinador de pitos de árbitro. Y piensa que si no triunfas, siempre puedes hallar tu redención entre columnas y medianiles.

Esperamos que hayas tenido mayoría de “A” en tus respuestas y haber puesto nuestro granazo de arena para que te conviertas en un diseñador editorial de tomo y lomo. ¿Cuál ha sido tu resultado? Cuéntanos, que somos muy cotilllas y estamos deseando saberlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies